Tips para el cuidado de tus joyas.


Las joyas son para usarlas, úsalas.
Esa es mi premisa.

Disfrútalas, llévalas, lúcelas y combínalas.
Que te recuerden momentos e historias y que vivan contigo.

Pero a las joyas también hay que cuidarlas para que se vean bonitas y mantegan el brillo, la gracia y la esencia que las caracteriza.

 Entonces, te daré unos tips para que sepas cómo hacer un buen uso de tus piezas de joyería:

  • Evita que tomen contacto directo con productos químicos o algunos productos de limpieza. Por ejemplo, la lejía oscurece la plata y, aunque no es un proceso definitivo, hará que tus piezas luzcan oscuras o manchadas.
  • Si te gusta ir cambiando de piezas y alternarlas con otras, mientras no estén en uso guárdalas en un lugar fresco y seco. Evita la humedad del baño o dejarlas mucho tiempo al aire libre porque aparecerán en ellas manchitas oscuras (que se pueden limpiar, más abajo te digo cómo).
  • Las joyas que te envío van siempre en una bolsita de algodón y esto está pensado para que puedas transportarlas sin inconvenientes y para  puedas guardarlas individualmente cuando no las estés usando, evitando que se ensucien y que el roce entre ellas les produzca marcas.
  • Los geles hidroalcohólicos no deberían estropear tus joyas de plata pero sí pueden ser perjudiciales para determinadas piedras, por ejemplo para la turquesa, malaquita o lapislázuli. Si tus joyas tienen piedras delicadas, evita el contacto continuo con estos geles porque a largo plazo pueden ir perdiendo su brillo.
  • Con el uso, y dependiendo de cada persona, tus joyas de plata pueden ensuciarse debido al sudor, al uso de cremas o protectores solares y perfumes o colonias. Esto no siempre sucede, pero si es tu caso límpialas sin problema.
  • Si quieres llevar a cabo una limpieza o desinfección de tus joyas, puedes lavarlas con agua y jabón neutro frotándolas suavemente con un cepillo de dientes de cerdas suaves, aclararlas con agua y secarlas con un papel absorbente o toalla.
  • Si han perdido su brillo o ves alguna mancha oscura que no ha salido con el agua y jabón, usa el pañito específico para limpiar plata que te envío con cada una de las piezas. Frótalo sobre tu joya y verás que ésta irá recuperando su brillo y el pañito se irá ensuciando (no lo laves, lleva una sustancia impregnada y seguirá limpiando tus joyas aunque se vaya ennegreciendo).

Con estas pequeños cuidados, puedes hacer un buen uso de tus joyas y mantenerlas bonitas por mucho tiempo.

Y si tienes dudas o consultas, ponte en contacto conmigo que estaré encantada de ayudarte.

Recuerda:
Disfruta de este día y de tus joyas también.

¡Saludos!Lucrecia